Nuestra autopista marca el rumbo

Julio 29, 2020 Escrito por Gisela Rodríguez Armas

RPD: la plataforma que sustenta el camino a la digitalización del Sistema Nacional de la Agricultura

Disponer de correo electrónico, acceso de internet o a la red Cuba es una realidad que hoy disfrutan muchas entidades del Sistema Nacional de la Agricultura. Si bien es cierto que hace unos años contar con esas bondades tecnológicas parecía un privilegio inalcanzable, la actual realidad ofrece otro panorama más inclusivo y con mayor potencial.

Como en una autopista, nuestra autopista, la Red Privada de Datos (RPD) de la Empresa de Informática y Comunicaciones del Ministerio de la Agricultura (EICMA) brinda nuevas opciones para el sector estatal y empresarial del renglón primario de la economía cubana: la Agricultura.

Servicios telemáticos, cuyo soporte se sustenta en la RPD de la EICMA, abren nuevas sendas para viajar por diversos caminos, todos en función del desarrollo y sostenibilidad del Sistema Agropecuario, Forestal y Tabacalero.

A decir del licenciado Andrés Sosa Quevedo, director de Mercadotecnia y Desarrollo de la EICMA, la RPD ha permitido controlar cada uno de los enlaces. “Esta plataforma (la RPD) da soporte a las aplicaciones informáticas que tenemos instaladas. Por ahí corre todo el correo electrónico del Ministerio de la Agricultura y su sistema empresarial. Además de la navegación en la Red Cuba y mundial, por nuestra “autopista”  corren los sistemas de audioconferencia, que ya tienen implementados varios OSDEs del sector”.

“A través de este soporte también se utiliza el servicio de videoconferencia, muy útil para nuestro ministerio durante el enfrentamiento a la pandemia por la COVID-19”, enfatiza Sosa Qevedo.

La plataforma tecnológica resulta de gran importancia como base para la informatización de procesos, la gestión de información, la captación de datos o el control y comercialización de recursos; algo evidente a simple vista.

Para comprender más acerca de su utilidad basta repasar sus prestaciones durante la etapa de pandemia que enfrentó el país a causa del SARVS-CoV-2 de la que no escapó el Ministerio de la Agricultura.

Justo mediante esta plataforma, la RPD EICMA, se sustentó el procesamiento de datos, coordinaciones u orientaciones que demandó el Sistema y que permitió garantizar el apoyo a los procesos productivos en insumos, personal y servicios especializados.

Claro que la pandemia tuvo un efecto también para la empresa que, según afirma Sosa Quevedo, no ha dejado de trabajar como no lo ha dejado de hacer la agricultura.

“Nos mantuvimos trabajando en todas las aplicaciones, que hoy tenemos comprometidas en cronograma con los sistemas estatal y el empresarial del Ministerio. No hemos renunciado a ninguna de ellas y realizamos esfuerzos por no detener su avance”.

Entre los resultados más recientes de la entidad, sobresalientes por su impacto en la contratación, planificación, control y seguimiento de las producciones sobresale el Sistema Integral de Planificación Agropecuaria (SIPA).

“Hoy el SIPA está marcando pautas dentro de la informatización de la agricultura. Gracias a esta aplicación podemos tener la contratación de cada productor, los destinos de esa producción y ya se avanza camino al autoabastecimiento municipal, algo en lo que Sistema Agropecuario está inmerso y una decisión de País”, apuntó el directivo.

“Esto constituye un paso al desarrollo para la informatización de procesos dentro de la informatización de la Agricultura”, recalcó.

Otro aspecto positivo en la digitalización del Sistema Agropecuario, Forestal y Tabacalero es el impulso a los registros públicos de la Agricultura. Esto se enmarca dentro de la proyección País para ofrecer mejores servicios al ciudadano, pero que en el caso de la Agricultura posibilitará una mejor planificación en cuanto a la producción, el uso de los recursos y llegada a la mesa del producto final.

“Se ha avanzado en este sentido. El registro de la Tierra, por ejemplo hoy acumula más del 90% de los tenentes del país. Permite, además, conocer el estado de cada parcela o terreno, a qué se dedica, quienes la explotan… Es una información útil para el Estado”.

Ya se comienza el trabajo de captación de datos en los registros pecuarios, otro de los DIEZ que conforman esta aplicación diseñada por especialistas de la EICMA para la Agricultura.

Disímiles resultan las alternativas basadas en el conocimiento, que desde la EICMA se diseñan, desarrollan e implementan como soluciones TIC para el agricultor cubano. Ecominag, otra de ellas, recientemente concluyó la  captación de los estados financieros del área presupuestada perteneciente al Minag.

Asimismo el Visor Integral de Inventarios (VINA) se consolida como producto líder para la gestión del control de recursos en almacenes y centros comerciales. “Y así pudiera mencionar otros: todos productos que están dentro de nuestro catálogo y que hoy se encuentran en estado de consolidación o despliegue tanto en los sectores estatal y empresarial dentro del Sistema de la Agricultura”.

Pero lo más importante: todos los sistemas pensados para el agricultor desde una visión integradora. Una información lo más completa y abarcadora posible, que por supuesto viaja por la RPD EICMA: la autopista que marca el rumbo de la informatización en el ramo.

Visto 67 veces Modificado por última vez en Jueves, 30 Julio 2020 04:39
Inicia sesión para enviar comentarios